Una gijonesa recibe el trasplante de hígado número 300 de Asturias

La mujer, de 40 años, había dado a luz hacía un mes. Una hepatitis fulminante la llevó a entrar en lista de espera en apenas 3 semanas.

Imagen: El doctor Ignacio González-Pinto, del HUCA. (CITOULA)


Del paritorio al quirófano para un trasplante de hígado. Y nada menos que para convertirse en la trasplantada hepática número 300 de Asturias. Una gijonesa de 40 años, que había dado a luz hacía apenas un mes, fue quien recibió el histórico implante de hígado que se practicó con éxito en la madrugada del sábado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo. Una hepatitis fulminante detectada tres semanas atrás fue la que le llevó a entrar en lista de espera para recibir un órgano. Nada le hacía presagiar hasta entonces a esta mujer que estrenaba maternidad que acabaría necesitando de forma urgente un hígado de repuesto. El operativo para el trasplante hepático número 300 arrancó a las tres de la tarde del viernes. A esa hora, el HUCA activaba una 'urgencia cero', un nivel máximo de alerta que convierte al trasplantado en prioridad para todo el país. La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) inició la búsqueda de un hígado. El donante apareció horas después en el Hospital de Getafe. Hasta allí tuvieron que desplazarse en avión cuatro profesionales asturianos, capitaneados por la cirujana Carmen García Bernardo, ya que el centro hospitalario de Madrid carece de equipo de extracción de órganos.
13.02.11/ LAURA FONSECA / GIJÓN.
Leer más>>>

email this page

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto