Mi confinamiento COVID 19

INICIO / El Rincón del Paciente / Mi confinamiento COVID 19

Mi nombre José Antonio Castillo. El día 13 de Marzo del 2020, sobre las quince horas, recibo una llamada del Jefe del Equipo de Trasplantes Hepáticos, el Dr. Gómez del Hospital Virgen del Roció de Sevilla,

¿Si? dígame “soy el Dr… te llamo para decirte que tenéis que meteros en casa, pues hay un virus llamado coronavirus que es muy peligroso y los trasplantados sois personas de alto riesgo”.
Esta llamada me sonaba a cuento, a película, pues creía que me estaban haciendo una cámara oculta, pero no era así, era realidad.

Yo no me lo podía creer, pues lo primero que le pregunté,” Dr. Yo tengo a finales de abril, un evento y un viaje muy importante para mí” solo se me ocurre preguntarle eso, estaría yo ya nervioso, me contesta “José anúlalo todo, pues esto es más grave de lo que puedas pensar y las noticias son que va a durar más tiempo y es muy peligroso, así que te ruego que lo comuniques a tod@s los trasplantados hepáticos y te mando un mensaje, con las medidas que tenéis que tomar”.

En casa cuantos días sin salir, como se puede llevar esto, Ansiedad, Miedo, Soledad, etc. etc. Y con mucho temor pues mi mujer es sanitaria y tiene que seguir trabajando.

Me plantee y me dije, tienes que dedicarte a lo que puedas para estar entretenido, pero la primera semana, lo lleve muy mal, pues casi todo el día solo, porque mi mujer muchos días le toca doblar en la Clínica donde trabaja.Y pensando me dije, José si tú en tu trasplante hepático, te llevaste 22 días en la UCI y luego 18 días en la planta y además a los pocos días del alta, ingresaste de nuevo 21 día mas con un virus llamado “Citomegalovirus”, todos estos días en un hospital y ahora que estás en tu casa, con tus comodidades y con tus cosas, no te puedes quejar, tu puedes con esto y hasta hoy lo voy llevando pues esta reflexión me hizo mentalizarme y decirme no te debes quejar.

Yo no sabía que era ser fuerte, hasta que un día la vida me puso a prueba “mi trasplante “. Pasé por momentos muy duros en los que creí que no volvería a levantarme, pero aquí estoy de pie y con más fuerza que nunca.