Mí mejor regalo: La vida

INICIO / El Rincón del Paciente / Mí mejor regalo: La vida
Mí mejor regalo: La vida

Mi nombre es Mundi tengo 45 años y fui trasplantada hace seis años. Seis años disfrutando del mejor regalo que se puede hacer, ¡LA VIDA! GRACIAS a la generosidad del donante y sus familiares! Mi historia comienza en febrero del 2014, cuando comencé a sentirme muy mal, no sentía dolores sino un malestar general que se asemeja a la gastroenteritis y un color oscuro en la orina .

Después de estar en cama un par de días me voy a urgencias y allí diagnostican lo peor, pero yo no soy consciente, para entonces yo perdí el conocimiento. Solo recuerdo que me dijeron que mi hígado estaba dañado pues el valor de las transaminasas era desorbitado. Entro en coma y cuando desperté era una persona trasplantada!

Había sufrido un fallo fulminante! y entré en urgencia cero!

No he pasado por la angustia de estar en lista de espera, pero mis familiares sufrieron los peores momentos de incertidumbre y recibieron el peor pronóstico posible , mi esperanza de vida era muy baja . El tiempo corría en contra de las posibilidades de salvarme , apenas tenían 3 días para poder encontrar un órgano válido para mí. El primer día fue en vano , el segundo había un órgano no compatible y el tercero encontraron el que hoy me ha salvado la vida , a pesar de que por mi debilidad pensaron en no someterme a la operación pues iba a ser inútil .

GRACIAS profesionales por intentarlo y no rendiros !! Gracias a ello pude reencontrarme con mi familia y especialmente mis mellizos Axel y Daniela de 2 años que necesitaban a su madre y que me ha permitido verles crecer y cumplir ya 9 años .

Posteriormente supe que el fallo fulminante fue debido a una intoxicación medicamentosa ( padezco artritis reumatoide ) tomaba muchos medicamentos entre ellos biológicos . Por ello recuerdo que en urgencias me preguntaron si había comido setas que pudiesen ser venenosas, pues el hígado estaba deteriorándose por segundos .

Tras pasar 20 días dolorosos en el hospital ( entre UCI , cuidados intermedios y planta) llena de cables , tubos ,suturas … recibo el alta pero el coma me había dejado muy doblegada . Era una persona dependiente hasta para asearme, no podía andar, ni me mantenía en pie y salgo en silla de ruedas, no podía comer, me costaba mucho hablar… Tuve que someterse a una rehabilitación intensa para conseguir ser lo que hoy soy. Una rehabilitación dura pero fructífera y con asombrosos resultados .

Cuando tienes esta experiencia, la vida se ve desde otra perspectiva , todo pende de un hilo , en cualquier momento puedes no estar aquí , por eso tienes que aprender a disfrutar de cada pequeño momento que se te presente .Exprime cada minuto como si fuese el último , y aprecia esos pequeños detalles que te regala la vida .

Solo me queda AGRADECER a todos los que lo hicieron posible , el donante y su familia ,espero tengan consuelo al saber lo que realmente han proporcionado a otra familia y que parte de su vida está dentro de mí. A los profesionales sanitarios y un ángel que motivó a realizar la operación , a los coordinadores de trasplante y a toda mi familia que estuvo en estos duros momentos .

DONA Y REGALA VIDA ,no hay regalo igual!

Mundi Gallego