André Louis

Hola, me llamo Jean Louis, y mi padre, André Louis, fue trasplantado de hígado el 29 de enero de 1988 cuando yo apenas tenía 4 añitos y en aquel momento no fui consciente de todo lo que estaba sucediendo.

Se empezó a poner muy enfermo y vieron que su hígado estaba dejando de funcionar, por lo cual le dieron 1 mes de vida con tan solo 32 años y le pusieron en lista de espera para realizarle un trasplante. Siguió trabajando hasta el último momento en el que su cuerpo no aguantó más y entró en coma.

Mi madre estaba embarazada de la que hoy es mi única hermana y los médicos veían tan mal la situación que le propusieron realizarle un aborto, al cual ella se negó.

Dio la casualidad que al poco tiempo, un chico falleció al sufrir un accidente y gracias a eso pudieron realizarle el trasplante y regalarle una segunda vida para poder disfrutar de su nueva hija y disfrutar junto a su familia.

Pese a las dificultades que tiene vivir con un hígado que no es el tuyo, por suerte su cuerpo se adaptó y pudo llevar una vida placentera, en la cual estuvo durante varios años de voluntario ayudando a dar ánimo y apoyo a personas que estaban pasando por la situación que pasó él anteriormente ya que una persona que está esperando a ser trasplantada le daba mucho ánimo ver y oír el testimonio de una persona que llevaba 20 años trasplantada.

Por desgracia el año pasado el Covid le alcanzó y tras estar más de un mes en la UCI su cuerpo no pudo más y falleció el 12 de noviembre de 2020.

Este 29 de enero de 2021 habría cumplido 33 años de su nueva vida, y el 5 de febrero 65 años. Pese a lo duros que son estos momentos, me siento muy feliz de que haya tenido una segunda vida de más de 3 décadas y así haber podido disfrutar de su mujer, sus hijos e incluso haber podido conocer a su primer nieto.

 

Siempre te llevaré conmigo. Tu hijo que te quiere y no te olvidará nunca.

GRACIAS PAPÁ.

 

Febrero 2021