Entrevista a José Luis Calleja

INICIO / Sin categoría / Entrevista a José Luis Calleja

En esta nueva edición de ‘FNETH te entrevista’ es el turno de José Luis Calleja, hepatólogo de referencia en nuestro país que recientemente ha sido elegido nuevo presidente de la Asociación Española para el Estudio del Hígado.

 

  • Lo primero que queremos hacer es felicitarle por su reciente nombramiento como presidente de la AEEH ¿Qué supone para usted esta nueva etapa?

 

Supone fundamentalmente un privilegio el representar a los especialistas de hígado en España. A la vez, es dar continuidad a mi trabajo en la sociedad desde hace muchos años; en la primera etapa como vocal, vicesecretario y secretario, y en esta segunda etapa como vicepresidente y presidente.

 

  • La AEEH es la entidad que agrupa y representa al conjunto de hepatólogos españoles ¿Cuáles son sus principales objetivos al frente de la misma?

 

Efectivamente la AEEH es la asociación que representa a mas de mil especialistas que se dedican al estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del hígado. Esta sociedad tiene una serie de objetivos vinculados directamente a la esfera profesional; fundamentalmente, el mejorar la docencia en las enfermedades hepáticas, así como fomentar la investigación, especialmente en el entorno de la investigación colaborativa. En este sentido, la AEEH destina una parte importante de sus fondos a becas para que especialistas jóvenes puedan profundizar y formarse en los centros de excelencia a nivel mundial. También la AEEH tiene una vocación de ser el interlocutor necesario de los profesionales hepatólogos delante de las administraciones, tanto nacional a nivel del Ministerio, como con las Comunidades Autónomas. Por último, también tiene de cara a la sociedad civil y a las asociaciones de pacientes la AEEH quiere ser la sociedad de referencia para colaborar con dichas asociaciones y fomentar el conocimiento de las enfermedades hepáticas en la sociedad.

 

  • Es obvio que la Hepatitis C tiene un gran protagonismo cuando hablamos de enfermedades hepáticas ¿Se puede conseguir su eliminación para 2030 tal y como pide la OMS?

Bueno, yo creo que España está  en un lugar privilegiado para conseguir la eliminación incluso antes del año 2030 como nos pide la OMS, se ha hecho un esfuerzo muy importante a través del Plan Nacional de Tratamiento del VHC: Se han tratado casi 150.000 pacientes en los últimos cinco años y estamos como digo en un camino adecuado hacia la eliminación. Es verdad que la pandemia ha supuesto un parón y es también un objetivo de nuestra sociedad el intentar reanudar cuanto antes los esfuerzos para conseguir esa eliminación lo antes posible. Se ha hecho un gran esfuerzo hasta ahora, pero es necesario continuar con los esfuerzos para conseguir la eliminación para antes del año 2030.

 

  • Y hablando del VHC ¿Cómo fue para usted el momento histórico en que se descubre la cura del virus?

Pues efectivamente fue un momento histórico ya que muchos de nosotros llevábamos más de veinte años trabajando en diferentes tratamientos para la Hepatitis C y ver como el panorama cambió de una manera radical en un espacio muy corto de tiempo fue un privilegio como profesional el poder asistir a ello. Creo que con el tiempo se verá que ha sido uno de los grandes pasos que se ha dado en la medicina, desde luego es el momento más importante en las enfermedades hepáticas en los últimos años y además fue una época también muy convulsa porque en muy poco tiempo tuvimos que poner a disposición de los pacientes esa innovación terapéutica tan relevante y que tantas vidas ha conseguido salvar en los últimos años.

 

  • Siguiendo con las enfermedades hepáticas, aunque ya menos, los pacientes que las sufren siguen estando estigmatizados ¿Por qué este estigma hacia el enfermo hepático? ¿Cómo podemos solucionarlo?

Esto ha sido una lucha tanto de los profesionales como de los pacientes desde hace mucho tiempo. Se ha ligado desde siempre la presencia de enfermedades hepáticas con distintas actitudes o formas de transmisión que han sido estigmatizadas por la sociedad, cuando desgraciadamente solo una minoría de los pacientes tienen este tipo de hábitos y realmente no representan a la mayor parte de los enfermos hepáticos. La falta de información siempre ha sido el problema al respecto y por tanto la mejor solución es aportar más información a toda la sociedad para desligar estos estigmas de las enfermedades hepáticas.

 

 

  • Ya que hablamos de los pacientes ¿Cuál cree que debe ser el papel de las entidades que los representan?

Las sociedades de pacientes han sido fundamentales, especialmente en los últimos años. Es inconcebible avanzar en el manejo de las enfermedades hepáticas sin contar con las asociaciones de pacientes, sin contar con su opinión y sin contar con su colaboración de cara a convencer a las autoridades de las necesidades que tenemos los profesionales para atender a los pacientes que tienen enfermedades hepáticas. Por lo tanto, insisto en que su papel es clave y fundamental.

 

  • Volviendo a las enfermedades hepáticas, últimamente estamos poniendo el foco en el NASH ¿Cuánto debe preocuparnos esta enfermedad desconocida para muchos?

Efectivamente la enfermedad hepática metabólica afecta al 25% de la población en un país como España. Y aunque solo una minoría van a desarrollar una enfermedad hepática avanzada, es un número suficiente como para que en poco tiempo se pueda convertir en la principal causa de enfermedad hepática terminal en España. Estamos a tiempo todavía de desarrollar planes de prevención, de fomento del diagnóstico y de la derivación al hepatólogo de los pacientes que tengan una enfermedad hepática metabólica significativa. Para la AEEH, este es uno de los focos en el que estamos poniendo todo nuestro interés para conseguir por un lado, convencer a las autoridades de que este es un problema que está en camino y que debemos tomar medidas para intentar prevenirlo y por otro lado para concienciar a la sociedad civil de este problema. Para esto último contamos con la ayuda de las asociaciones de pacientes, para conseguir que esta enfermedad entre de lleno en la agenda política y hacer que esto que está siendo ya una realidad en países como EEUU o UK, cuando alcance su punto álgido en España estemos en una situación de una mayor preparación de lo que estamos ahora. Uno de los objetivos que tiene la AEEH es fomentar ante las autoridades la realización de un Plan Nacional que permita abordar todos los aspectos de esta enfermedad desde el punto de vista preventivo, desde el punto de vista del diagnóstico y del tratamiento.

 

 

  • También vemos una creciente preocupación por el cáncer de hígado, sin embargo, otros cánceres menos comunes tienen una mayor visibilidad ¿Por qué?

Nosotros pensamos que efectivamente el cáncer de hígado está estigmatizado, no tiene el mismo trato que el resto de los tumores en general. No hay que olvidar que los pacientes con cáncer de hígado suelen tener asociada una cirrosis hepática y por eso desde la AEEH estamos intentando poner en valor el papel del hepatólogo en el manejo del paciente con cáncer de hígado y a la vez conseguir que las autoridades traten a estos pacientes de la misma manera que se trata a otros pacientes con tumores; con los mismos “privilegios” de cara a la innovación terapéutica y de cara a las listas espera y disponibilidad de los tratamientos. Esto es fundamental y va a ser uno de los ejes de mi presidencia el conseguir revertir la situación que es claramente discriminatoria para los pacientes con cáncer de hígado en España.

 

A continuación, el test rápido de cinco preguntas de respuesta breve que realizamos a todos los entrevistados.

  • La comida preferida de José Luis es…         

Como buen leonés… El cocido maragato.   

  • Un lugar para ir de vacaciones

Lanzarote con mi amigo José Luis, pescando.

 

  • Una película o libro para disfrutar

Libro diré Patria, de Fernando Aramburu

 

  • ¿Un recuerdo especial de la infancia?

Mis vacaciones en León con mis abuelos

 

  • Un referente en su vida…

Tanto desde el punto de vista personal como profesional he tenido dos referentes: Mi padre, José Luis Calleja, médico internista y mi suegro Hipólito Durán, cirujano.