Ejercicio físico y trasplante hepático

INICIO / Blog / Ejercicio físico y trasplante hepático
Ejercicio físico y trasplante hepático

Conclusiones de la Masterclass titulada «Beneficios del deporte pre y post trasplante» organizada por FNETH para personas trasplantadas

Claves sobre el ejercicio físico y trasplante:

  • Es necesario realizar actividad diaria (caminar al menos 30 minutos)
  • Debemos adaptar la intensidad y la disciplina a nuestra situación física actual.
  • Necesitamos masa muscular para poder movernos así que es posible realizar ejercicios de peso siempre que sean controlados para evitar lesiones.

A continuación citamos algunas recomendaciones,  que nunca deben sustituir a la consulta médica.  Además cabe resaltar que cada caso es único y no siempre se obtienen los mismos resultados.

¿Cómo empezar a practicar ejercicio físico tras un trasplante?

  1. Consentimiento médico y siempre que sea posible, realizar una prueba de esfuerzo
  2. Puedes comenzar con caminatas cortas de unos 10 minutos y descansos de 1 minuto.
  3. La hidratación es vital. Bebe mucha agua
  4. La masa muscular se ve muy afectada por la medicación inmunosupresora, sobre todo en miembros inferiores. Por ello el ejercicio de fuerza-resistencia es fundamental. Sentarse y levantarse de una silla te puede ayudar.
  5. La media mañana y la media tarde es un buen momento para que las personas con trasplante realicen sus entrenamiento porque han pasado dos horas desde la ingesta de la medicación y el ejercicio  horas tardías puede agravar el problema del insomnio que sufren muchos pacientes.

Beneficios del ejercicio físico para las personas trasplantadas:

  • Adherencia al ejercicio
  • Mejora las relaciones sexuales
  • Mayor calidad de vida

Por ultimo recuerda que debes vigilar tu alimentación para cuidarte y cuidar tu higado.  En FNETH hemos elaborado un recetario «Hepatosaludable» que puedes solicitar llamando al Tel. 91 739 68 72 o visitando nuestra sede de Madrid en la calle Doctor Castelo 31.