Informe. España puede eliminar la hepatitis

INICIO / Blog / Informe. España puede eliminar la hepatitis
Informe. España puede eliminar la hepatitis

El informe titulado «Perfil Nacional de Eliminación de la Hepatitis. España puede eliminar la hepatitis» ha sido desarrollado por la Coalición para la Eliminación Global de la Hepatitis y actualizado en 2022.

En dicho documento se señala que «España estaba en camino de eliminar el VHC, pero la pandemia de COVID-19 ha obstaculizado los esfuerzos para mantener la cascada de atención para el VHC y muchos programas de microeliminación».

Logros

Algunos de los logros que se han producido en España y que se destacan en el informe son:

  • España es el país del mundo que más pacientes ha tratado y curado por millón de personas desde que se pusiera en marcha el Plan para el Abordaje de la Hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud (PEAHC) .
  • El cambio porcentual anual en la mortalidad relacionada con el VHC disminuyó aproximadamente -3 % a -18 % después de la introducción de antivirales de acción directa (2001-2014 vs 2015-2018).  Asimismo se ha observado en este período una disminución en las indicaciones de trasplante hepático por VHC.
  • En 2016, España inició un innovador programa piloto para detectar y tratar el VHC en las cárceles. Un ensayo clínico, el estudio JAILFREE-C, evaluó el desempeño de la detección
    sistemática y el tratamiento del VHC entre los que residen en El Dueso, una prisión de larga estancia. Los resultados del estudio mostraron que la respuesta virológica sostenida
    (RVS), un sustituto de la curación, se logró en más del 95 % de los pacientes tratados.
  • En febrero de 2017, sociedades científicas y asociaciones de pacientes crearon la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Virales en España (AEHVE) para avanzar en la eliminación de la
    hepatitis.
  • La AEHVE lanzó en 2019 la campaña nacional “Dale un final feliz a la Hepatitis C”, para la que el conocido actor Carmelo Gómez prestó su imagen para un spot que se proyectó en la práctica totalidad de los cines del país. Además en 2022, la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE), el Grupo de Estudio de las Hepatitis Víricas (GEHEP) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciones y Microbiología Clínica (SEIMC) y la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) publican recomendaciones para el cribado integrado de VHB, VHC y VHD en una única muestra.

Innovaciones

  • Muchos hospitales en España han implementado programas para encontrar pacientes con VHC perdidos durante el seguimiento y volver a vincularlos a la atención.
  • En dos años, el porcentaje de hospitales que implementan la prueba refleja del VHC o “diagnóstico en un solo paso” aumentó del 31% al 89% según AEHVE.
  • El programa #hepCityFree es una iniciativa creada por AEHVE para acelerar la eliminación de la enfermedad en España ampliando los compromisos de las ciudades a través de sus ayuntamientos. Sevilla fue la primera ciudad en apuntarse a #hepCityFree.
  • El Proyecto Hepatitis Carcelaria de Cataluña redujo la prevalencia del VHC virémico del 4,3% en junio de 2018 al 1,6 % en septiembre de 2019 a través de prácticas como la detección del VHC al ingreso, el tratamiento gratuito del VHC sin restricciones y el apoyo a una enfermera de enlace para coordinar la continuación del tratamiento del VHC si las personas son liberadas de prisión antes de lo esperado.
  • Proyecto de microeliminación previsto en Illes Balears entre personas que se inyectan drogas. Se ha demostrado que las pruebas de gotas de sangre seca son una estrategia de detección eficaz para llegar a las personas que se inyectan drogas.
  • En Madrid, un modelo simplificado en el punto de atención (prueba rápida de anticuerpos contra el VHC OraQuick, ensayo de punción digital Xpert HCV VL) para la detección de la infección activa por el VHC a través de una unidad móvil con una enfermera y un orientador/educador logró un 77 % de vinculación con la atención.

Desafíos

  • La notificación de casos agudos y crónicos de VHB y VHC al Ministerio de Sanidad desde las comunidades autónomas puede ser incompleta y no estandarizada, lo que dificulta la interpretación. SITHepaC no rastrea el número total de pruebas de VHC realizadas.
  • Dado que la mayoría de los pacientes que viven con hepatitis C no saben que están infectados, se necesita una guía de detección adicional más allá de las recomendaciones basadas en el riesgo para aumentar los hallazgos de casos de VHC.
  • El cribado universal o por cohortes de edad es una recomendación de las sociedades científicas que, hasta ahora, no ha sido incorporada a la Guía de Cribado del Ministerio de Sanidad. Se necesitan campañas adicionales de concienciación pública.
  • Las pruebas en el punto de atención siguen siendo subutilizadas y subestimadas como una herramienta crítica para llegar a las poblaciones vulnerables.
  • Los proveedores de atención primaria no pueden recetar para el tratamiento del VHC y VHB.
  • Algunos pacientes han recibido pruebas serológicas positivas para el VHC, pero no se han vinculado a la atención para una evaluación adicional y, si es necesario, tratamiento
  • El sistema de salud fragmentado de España no siempre atiende de manera efectiva a los grupos de alto riesgo, como las personas encarceladas. Se necesitan esfuerzos adicionales para monitorear la reinfección de hombres que tienen sexo con hombres y personas que se inyectan drogas.
  • La presentación tardía del VHC crónico sigue siendo común a pesar del acceso universal al tratamiento del VHC. Un estudio realizado por Picchio et al 2021 32 encontró que una cuarta parte de los pacientes en 11 grandes hospitales universitarios presentaban enfermedad hepática avanzada o enfermedad hepática en etapa tardía en la primera consulta con un especialista en hígado.
  • En Cataluña, el estudio HepCdetect II encontró que solo el 32% de todas las personas vivas que se inyectan drogas que son ARN positivas alguna vez
    fueron tratadas. Los inmigrantes que se inyectan drogas tenían incluso menos probabilidades de estar vinculados a recibir tratamiento, solo el 18% de las personas con ARN del VHC positivo. A pesar del progreso en mejorar el acceso al tratamiento del VHC para las personas que están encarceladas, las barreras adicionales incluyen la falta de integración de los registros de salud de la prisión y los registros de salud de las comunidades, el número limitado de especialistas en hígado en el sistema penitenciario y la necesidad de trasladar a los pacientes a un entorno hospitalario para dar tratamiento.
  • Se necesita financiación adicional para ampliar la búsqueda de casos.

Informe completo

National-Hepatitis-Elimination-Profile-Spain-SPANISH-FINAL_0